7 beneficios de un ERP - "Enterprise Resource Planning"

Un ERP es un conjunto de aplicaciones informáticas integradas que permiten automatizar la mayoría de los procesos de negocio relacionados con los aspectos operativos o productivos de nuestra empresa, a la vez que facilitan y centralizan los datos de todas las áreas que la componen: compras, producción, logística, finanzas, recursos humanos, marketing, atención al cliente etc.

7 beneficios de utilizar un ERP

1. Optimización del proceso de gestión

La coherencia, la uniformidad de los datos y la interacción entre las diferentes secciones de la empresa desde una única herramienta permiten a la organización aumentar su rendimiento (eficiencia y eficacia).


2. Ayuda a tomar mejores decisiones.

La concentración de la información, así como la mejora de su calidad y disponibilidad en tiempo real, reduce drásticamente los tiempos de reacción.

 

3. Protección de datos

Todos los datos de la empresa están contenidos en un único contenedor (base de datos), lo que acelera y simplifica las operaciones de mantenimiento y copia de seguridad, al proporcionar un acceso seguro y controlado a los usuarios.



4. Escalabilidad y modularidad

Cualquier herramienta de gestión no debe servir nunca para ahogar el desarrollo o la evolución de una empresa. Una solución ERP sólida debe ser capaz de cumplir con los requisitos actuales y al mismo tiempo permitir la adición de nuevos módulos en cualquier momento.


5. Personalización para cumplir con los requisitos del mundo real

Si bien es cierto que en esta fase se deben cuestionar y revisar los principales procesos desencadenantes de la actividad principal de la empresa, el ERP debe construirse y ajustarse completamente a ella a partir de una consulta previa donde se especifiquen los requisitos y necesidades de la empresa.


6. Mayor trazabilidad y control

Cualquier interacción con el ERP queda registrada, lo que permite un examen exhaustivo de los datos, procedimientos o documentos.


7. Procesos automatizados

Las tareas periódicas o repetidas (informes, seguimientos, comunicaciones, reclamaciones, etc.) pueden automatizarse para liberar recursos para un trabajo más productivo.